Colombia inconforme con sus reformas

31

COLOMBIA, 3 de mayo.-Un proyecto de reforma fiscal en Colombia echó leña al descontento que explotó en las calles contra el presidente Iván Duque. Ya van cinco días de manifestaciones, se investiga la muerte de seis personas y decenas de personas detenidas. 

Ampliar la base de contribuyentes, elevar impuestos, reducir exenciones y aumentar el IVA de algunos productos son iniciativas que se debaten con cierto escepticismo en el Congreso.

El gobierno aspira recaudar unos 6.300 millones de dólares entre 2022 y 2031 para aliviar el bolsillo de la cuarta economía Latinoamericana, golpeada por la pandemia.

“Es una reforma ambiciosa en términos de recaudo”, en la que un “gran porcentaje de impuestos (…) recae sobre todo en las personas naturales”, dijo a la AFP Carlos Sepúlveda, decano de economía de la Universidad del Rosario.

La clase media sería la más castigada en el llamado a rescatar unas arcas vaciadas por la pandemia, coinciden expertos.

Blanco de críticas tanto de aliados políticos como de la oposición, al proyecto le sigue un camino espinoso en el Congreso.

La reforma, planteada como una forma de aliviar el bolsillo de la cuarta economía latinoamericana, suscitó el rechazo de decenas de miles de personas que salieron a marchar el miércoles, e incluso el partido de gobierno le hizo reparos.

En los días siguientes se mantuvieron las protestas de forma menos concurrida, y este sábado retomaron con mayor intensidad.

Episodios de violencia y desórdenes volvieron ayer sábado a Bogotá, Cali y otras ciudades de Colombia en el cuarto día de protestas contra la reforma fiscal del Gobierno colombiano, que coincidió con el Primero de Mayo, celebración de los trabajadores que transcurrió pacífica en las primeras horas del día.

“Es increíble que en esta crisis que estamos viviendo, esta violencia que atraviesa el país”, un gobierno decida “hacer una reforma tributaria que termina empobreciendo más al pueblo”, lamentó Julián Naranjo, administrador ambiental, cerca de la central Plaza de Bolívar en Bogotá.

En respuesta, el gobierno decidió militarizar la ciudad de Calí (suroeste), capital de 2,2 millones de habitantes del Valle de Cauca, con la llegada de unos 3.000 soldados y policías.

Desde esa urbe, el ministro de Defensa, Diego Molano, denunció que los desmanes fueron orquestados por “organizaciones criminales”, entre las que se encuentran disidencias que se apartaron del pacto de paz firmado con la guerrilla FARC en 2016.

Los cinco de días de protestas contra la reforma fiscal en Colombia dejaron al menos 17 heridos y más de 800 heridos, según informó este lunes la Defensoría del Pueblo.

Son las primeras cifras oficiales tras días de reportes de fallecidos durante las protestas por una reforma fiscal que finalmente este domingo el presidente Iván Duque pidió retirar.

La Defensoría del Pueblo dijo que desde el 28 de abril 16 civiles y un policía murieron en las protestas en varias ciudades del país.

Además, hubo 846 heridos, incluidos 306 civiles.

Información de Elpais.com  y BBC.com 

Loading...