Datos de COVID no nos enorgullecen, pero pudo ser peor: Alcocer

17

CIUDAD DE MÉXICO.- Por encima de la advertencia de la presidenta de la Cámara de Diputados de un alto número de contagios COVID-19 en San Lázaro, la oposición rompió ayer el “acuerdo de civilidad” con Morena y se lanzó contra el secretario de Salud y los titulares del Insabi, IMSS y el ISSSTE, en su comparecencia ante el pleno de los legisladores.

Sin sana distancia, los diputados panistas y perredistas azules se arremolinaron en la tribuna y, entre empujones y gritos contra diputadas y diputados de Morena, rodearon a los funcionarios Jorge Alcocer, Juan Antonio Ferrer, Zoé Robledo y Antonio Ramírez Pineda.

Una gran manta en color negro con la leyenda “La ineptitud también mata”, los panistas cubrieron la parte baja de la tribuna y llenaron con cruces blancas, por los más de 87 mil muertos por la pandemia.

La diputada Marta Romo recriminó “la ineptitud” del secretario Alcocer y le entregó “un regalito”, una pequeña urna de madera que se utiliza para guardar las cenizas de una persona cremada, y le exigió “dar cuentas al pueblo de México”.

Entre gritos de reclamo “por no hacer nada”, la priista Sonia Rocha le regaló una bata y un cubrebocas “para que atienda las demandas del personal médico” . La diputada de MC, Maiella Gómez, le regaló a López-Gatell un libro con las propuestas y recomendaciones de los exsecretarios de Salud contra la epidemia.

En respuesta, los diputados de Morena y sus aliados respondieron con otra manta de “El pueblo de México está con Hugo López-Gatell y con el presidente Andrés Manuel López Obrador”, y un constante coro durante la comparecencia: “¡Gaaaatell, Gaaaatell!”, “¡Es un honor estar con el Doctor!”. Aunque López-Gatell no acudió para comparecer, sólo como invitado y estuvo sentado junto a los funcionarios.

El PRD se sumó a las críticas y mostró también sus mantas con la frase de “Lo que no se ve existe… ¡qué milagro Sr. Alcocer!”.

En medio de los tumultos, el diputado del PT, Gerardo Fernández Noroña –presente en el salón, sin cubrebocas y hasta con participación en tribuna– reveló en sus redes sociales que “Sentí un ligero malestar, así que decidí hacerme la prueba COVID. El resultado estará hasta mañana por la mañana, así que he decidido, prudentemente, estar en mi casa hasta saber el resultado”.

A lo largo de diez horas que duró la comparecencia, los diputados de Morena, PT y el PES pidieron al PAN, PRI y PRD actuar “con honestidad política” y aceptar que sus gobiernos dejaron “un desastre en el sistema de salud en los estados y en la Ciudad de México”, los “cientos de hospitales a medio construir”, “falsificación de medicamentos”, “corrupción, saqueo y negocios con empresas ligadas a funcionarios”, entre otras acusaciones.

De entrada, el secretario Alcocer como cabeza de sector, les planteó: “Estoy consciente de que hoy la discusión se presta para exponer diversos puntos de vista que pueden incluir la confrontación, pero estoy seguro que el acuerdo de civilidad ayudará a la reflexión y lo será más si se apoya en la intelectualidad”.

Al exponer su numeralia del COVID-19, reconoció: “No son datos para enorgullecernos, pero debemos ser conscientes que pudo ser peor”, recalcó.

Sostuvo que en ningún momento se ha visto saturado el sistema y aclaró que hoy México ocupa el decimoquinto lugar en casos confirmados por cada cien mil habitantes y es el décimo en defunciones.

Reiteró que “desde la semana 29 hay un claro descenso en el número de casos activos a nivel nacional y 20 entidades federativas suman ya 12 semanas consecutivas a la baja. Cuatro estados siguen en una meseta y en ocho asoma lo que yo llamo el heraldo de un posible rebrote”.

Admitió que México encabeza los casos de mortalidad infantil por leucemia y afirmó que hay déficit de especialistas y oncólogos, pues únicamente hay 240.

Confirma Salud rebrote y “alto riesgo” en 6 estados del país por coronavirus

En el informe número 235 de la epidemia y en el día 145 de la “nueva normalidad”, la Secretaría de Salud confirmó ayer que “en seis estados ya hay un rebrote” en la transmisión del COVID-19.

En la conferencia vespertina de Palacio Nacional, el director de Epidemiología de la dependencia, José Luis Alomía, señaló a Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Nuevo León, Querétaro y Zacatecas, en los que –dijo– hay una grave tendencia ascendente en nuevos casos de contagios y un aumento en la ocupación hospitalaria, que son “características con las que pudieran considerarse un rebrote”.

Por eso hizo “un llamado a las seis entidades” a tomar muy en cuenta los indicadores que “son las señales de que la transmisión se está incrementado”.

En medio de esta alerta, reportó otros 6 mil 612 casos infectados registrados en las últimas 24 horas, para sumar 874 mil 171, y 479 defunciones más, con un acumulado de 87 mil 894 decesos en el país. Indicó también que con las 2 millones 249 mil 619 pruebas realizadas, hay ya un millón 14 mil 874 casos estimados, 49 mil 319 casos activos estimados, lo que se ha elevado ya en 8 por ciento.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, también alertó “el riesgo de contagios COVID-19 más alto en esos estados”, por lo que recomendó a los gobiernos de esas entidades “extremar medidas de control, como al inicio de la epidemia”.

Por eso, anticipó que Chihuahua –como ya lo adelantó el gobierno del estado– “pasara al semáforo rojo a partir de mañana viernes”, lo que calificó de “muy prudente, qué bueno, le reconocemos la medida, hacen lo correcto” en la entidad, dijo. Informó que también Guerrero ha comunicado que también tomará nuevamente medidas extremas, y se anticipa que se reforzará el confinamiento.

(Con información de El Financiero)

Loading...