A un año del surgimiento del paciente cero, el mundo continúa inmerso en la pandemia

27

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de noviembre.-El 17 de noviembre de 2019 dejó de ser un día normal para convertirse en la causa de nuestros “males”, ya que en esa fecha se registró el paciente cero portador del SARS-COV-2, mejor conocido como coronavirus o COVID-19. Ahora, 365 días después, el brote viral ha dejado millones de muertos en todo el mundo y los habitantes de diversas naciones continúan en confinamiento.

Pese a que un día como hoy se registró el primer paciente, fue hasta enero de 2020 cuando se dio a conocer oficialmente el brote del virus, el cual -se dice- habría surgido en un mercado de pescados ubicados en la ciudad de Wuhan, China. Donde, al parecer, ya se olvidaron que en algún momento fueron el epicentro de la pandemia, pues ya realizan eventos masivos omitiendo los protocolos sanitarios.

Lamentablemente, a un año del primer caso, el coronavirus ha dejado a millones de familias incompletas, personas desempleadas y la economía de los países ha colapsado, pues debido a que el virus es altamente contagioso, la mayoría de las naciones han optado por el confinamiento como método preventivo para evitar contagios.

Confinamiento Mundial
Hasta el momento, no existe cura para prevenir esta enfermedad, por lo que es importante quedarse en casa y respetar la cuarentena, ya que esta contingencia sanitaria podría colapsar el sistema de Salud de cada país del mundo.

Sin embargo, ni en México, ni en Estados Unidos o España -así como otros países- respetan el confinamiento y el COVID-19 se sigue propagando con mayor fuerza; por ello, las autoridades correspondientes han optado por decretar sanciones para que la población se resguarde en casa.

Claro ejemplo es el estado de Nuevo León, en México, ya que el 1 de noviembre entró en vigor el decreto de sancionar económicamente y con prisión a aquellas personas que realicen reuniones con más de 20 personas. Asimismo, en Chihuahua, ya es legal imponer una multa a aquellas personas que no usen cubrebocas en la calle.

Más de un millón de muertos en el mundo
Un año se dice fácil, pero en especial, este 2020 le ha costado bastante trabajo a toda la humanidad, ya que los estragos del COVID-19 son sumamente mortales. En el mundo, hasta la tarde de este 16 de noviembre, se reportó un millón 326 mil 859 muertos, de ellos, 251 mil 934 son de Estados Unidos, 130 mil 280 de India, 165 mil 811 en Brasil y en México se tienen 98 mil 861 decesos.

Además, en nuestro país, las cifras confirmadas por la Secretaría de Salud la noche de este lunes arrojaron que ya son un millón 9 mil 396 casos confirmados de coronavirus, mientras que se tienen 754 mil 200 recuperaciones.

Ruina económica
A estas alturas, la situación económica en el mundo ya es dramática. Más de un millón de personas ha perdido su empleo, casi otro millón sigue en confinamiento sin saber si acabará o no el resguardo, y, por lo menos, otro millón ve peligrar su puesto de trabajo por la inseguridad de las nuevas y cambiantes restricciones llevan a la quiebra a muchas pequeñas empresas.

En México, la mayoría del país se encuentra en semáforo epidemiológico naranja, por lo que los restaurantes y negocios pequeños han abierto sus puertas al público, sin embargo, se está viviendo el repunte de contagios por COVID-19, lo cual llevaría a las autoridades correspondientes a tomar nuevas medidas y los más afectados serán los vendedores ambulantes y comerciantes.

¿La vacuna es la salvación?
Todo el mundo se ha puesto a trabajar para encontrar la vacuna contra el COVID-19 y, con ello, podamos regresar a la “normalidad” que tanto se anhela, no obstante, aún no podemos contar con una cura total.

Empresas como Pfizer y Moderna han dado a conocer la efectividad de sus vacunas, pues sus ensayos clínicos han arrojado una efectividad de más del 90%, sin causar efectos secundarios graves. Esta podría ser la luz al final del túnel, pero México no canta victoria, pues, a pesar de que ha negociado con otras naciones para tener acceso a sus vacunas, nuestro país no cuenta -todavía- con un sistema de congelación para mantener en buen estado el descubrimiento medicinal.

Sin embargo, en 13 entidades ya se están realizando ensayos clínicos de la vacuna CanSino, la cual proviene de China, para que se pueda ocupar en los mexicanos; no obstante, dicha fase 3 durará, al menos, 12 meses, por lo que, sería hasta fines de 2021 cuando podamos tener acceso a la “cura”.

Mientras la vacuna nos sigue dando esperanzas a que podamos volver a la vida que conocíamos hasta 17 de noviembre de 2019, a la población nos queda seguir cuidándonos, quedarnos en casa para evitar contagios y, si es necesario salir, hacerlo con las medidas sanitarias recomendadas, como lo es el uso de cubrebocas, respetar la sana distancia y si se tienen síntomas -por muy leves que sean- acudir inmediatamente con un doctor.

Radio Formula

Loading...