Aprovechan falta de protocolos para vandalizar protesta en Cancún

25

Por: Víctor Hugo Vargas

CANCÚN, Quintana Roo, 16 de noviembre.- La falta de protocolos de prevención y disuasión por parte de la autoridades responsables en la marcha  feminista en la ciudad de Cancún provocó que la barbarie de unos cuantos hicieran muchos destrozos.

Sin presencia de cuerpos de emergencia y muchos menos de seguridad, (por lo menos a la distancia y no pertrechados) casi ocasionó el linchamiento de un presunto acosador quien fue golpeado por la turba enardecida y rescatado por una manifestante y elementos de Protección Civil, quienes lo llevaron caminando a las instalaciones de Seguridad Pública como en una procesión de crucifixión.

La marcha feminista estuvo acompañada de personal de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Protección Civil (sin botiquines de primeros auxilios), pero sin ambulancias o paramédicos que asistieran a los manifestantes o los mismos policías que fueron heridos. 

De los cuerpos policiacos únicamente estaban presentes elementos de Tránsito vehicular abriendo paso a la marcha en la que por momentos se pudieron observar a unos 500 asistentes.

El grupo táctico anti motines apareció muy tarde, cuando ya habían sido vulneradas, allanadas y destrozadas las instalaciones de tránsito municipal, a la que al parecer se les olvidó blindar, porque en un santiamén la abordaron los manifestantes, ante su frustración de no poder destrozar el Palacio Municipal y misma Fiscalía General del Estado.

Del actuar de los policías y los ministeriales poco se puede resaltar, únicamente que no traían armas de fuego, pero la falta de tácticas, y protocolos fue evidente, porque únicamente esperaban la orden para salir corriendo y dar golpes a los “manifestantes”, porque los insultos, la fuerza y la ventaja numérica mermó a los ya cansados anarquistas que se la pasaron destrozando todo a su paso durante casi seis horas.

La presencia de por lo menos dos personas armadas en la manifestación y muchos anarquistas puede cimbrar la duda grupos desestabilizadores, quienes ante la complacencia de la autoridad que no supo medir entre la tolerancia y la ley. Y dejaron que unos cuantos, una vez más vandalizaran la protesta, posiblemente este será el inicio de una permanente campaña de desestabilización política, por lo que al frente de las dos acéfalas dependencias de Seguridad Pública de Benito Juárez y Quintana Roo deberán de dirigirlas hombres y mujeres preparadas para poder disminuir los índices de violencia, delincuencia en el estado y ahora poder atender correctamente este tipo de manifestaciones.

Loading...